Viaje a Darjeeling

Viaje a Darjeeling narra un viaje a la India pero es, una vez más, un viaje al inconfundible universo de Wes Anderson. Tres hermanos distanciados desde la muerte de su padre viajan en un tren hacia los Himalayas para encontrar a su madre, que los dejó hace tiempo para refugiarse en un convento. En el trayecto pasa de todo, pero las cosas suceden como sólo pueden suceder en el mundo de Wes: teñidas de un humor por momentos absurdo, sobre todo agridulce.

Anderson se apoya en la riqueza de colores, texturas y sonidos que le ofrece la India y la potencia hasta el preciosismo. La película ofrece un despliegue visual increíble, es realmente un mundo en colores, poblado -una vez más- de objetos-fetiche cargados de sentido. Los tres hermanos van y vienen, suben y bajan de cuanto medio de transporte encuentran a mano, e incluso corren por los andenes con varias de esas valijas naranjas con dibujitos de animales y las iniciales de la familia bordadas. Esas valijas que son la carga de la que estos tres hermanos -entristecidos por la ausencia de sus padres- no logran desprenderse.

La primera parte del film pinta los clichés de los turistas yanquis de tour por la India en busca de una espiritualidad -¿perdida?- y resulta entre cómica y patética. Pero todo cambia cuando los bajan del tren. Allí comienza otra cosa.

El encuentro con los tres niños en el río, y todo lo que sucede después, abre paso al mundo de los sentimientos, ese que siempre estuvo allí, pero quizás relegado a un segundo plano por el excesivo control de cada detalle. Anderson parte del preciosismo visual y el humor agridulce para construir un universo que podría terminar saturando por su carácter artificial pero que, sin embargo, encuentra a estos hombres tristes y ya crecidos que se comportan como niños, con las emociones a flor de piel. El encuentro en la aldea es una de las escenas más lindas, y es notable que todo lo que pasa y lo que les pasa, transcurra casi sin palabras. Igual que con la madre. En todo el recorrido del film hay silencios poblados de imágenes y gestos primarios que comunican a los personajes con el resto del mundo, y con nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s