Documentales latinoamericanos online

En el último BAFICI, dos documentales latinoamericanos fueron premiados como mejores películas: Intimidades de Shakespearse y Víctor Hugo en la competencia internacional, y Unidad 25 en la nacional. Para algunos se tratará de un fenómeno aislado, otros afirmarán que el documental latinoamericano atraviesa un gran momento. Más allá del debate, lo cierto es que la producción documental en América Latina es muy vasta. Si uno se tiene que conformar con los estrenos de los jueves, los de los festivales, y los lanzamientos en dvd, hay mucho material que se vuelve inaccesible. Pero, una vez más, Internet abre nuevas e interesantes posibilidades.

En la web hay una plataforma que apunta a conservar, difundir y distribuir el enorme patrimonio documental latinoamericano. Docfera ofrece documentales en distintas calidades de visualización y con subtítulos en varios idiomas. La directora del sitio es Andrea Hirsch, la hija de Paul Hirsch, el creador de la Fundación Antorchas en Argentina, Vitae en Brasil y Andes en Chile. Docfera es una institución sin fines de lucro, que se propone armar el archivo de documentales latinoamericanos más completo. Según explica Hirsch, es la primera plataforma de este tipo en el mundo, pensada a partir de tres ejes: la educación, la tecnología y la difusión de la cultura latinoamericana.

Para navegar en el sitio, Docfera ofrece dos sistemas de búsqueda: uno racional y preciso, y otro intuitivo, que permite combinar hasta cuatro subgéneros (arte, historia, etc) e informa sobre los porcentajes de cada uno de esos parámetros en las obras. El sitio cuenta con curadores argentinos, brasileros y colombianos que seleccionan el material. Los argentinos son Jorge La Ferla, Cristian Pauls, Eduardo Russo y Rubén Guzmán. Docfera incluye documentales en todos los soportes. Para una segunda etapa, se evalúa incluir también video arte.

¿Y qué sucede con los derechos de autor de las obras? La plataforma utiliza el cuestionado protocolo DRM (Digital Rights Managment o gestión de derechos digitales, rebautizado, en señal de protesta, como gestión de restricciones digitales). El DRM establece qué niveles de reproducción y copia tiene cada obra de acuerdo a lo que los usuarios deciden comprar. Al respecto, Hirsch explica: “Los ingenieros y abogados que trabajan en la plataforma son los que hicieron la plataforma para Sony Music. Si alguien puede preservar los derechos de Madonna, considero que también se pueden preservar nuestros documentales”.

Los usuarios de Docfera pagan un abono anual o trimestral y, durante ese período, pueden visualizar los documentales todas las veces que quieran. Del total de las ganancias, explica Hirsch, los documentalistas reciben entre el 70 y 80%, y Docfera se queda con un pequeño margen para transformarse en un proyecto autosustentable.

(Publicado en HACIENDO CINE #81, mayo ’08 )

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s