El corto porno de Marilyn

Hollywood ha creado muchos mitos, pero ninguno tan potente como el de Marilyn Monroe, la star por excelencia, la rubia que marcó a todas las rubias que vinieron después. Billy Wilder, que la dirigió en recordadas películas como La comezón del séptimo año y Una Eva y dos Adanes, hablaba del “impacto de la carne” que producía en la pantalla. “El impacto de la carne es raro. Recuerdo otras tres que lo producían: Clara Bow, Jean Harlow y Rita Hayworth. Esas chicas eran pura carne, y en las fotografías parecía que podías alargar la mano y tocarlas”, dijo alguna vez el célebre director.

Bomba sexual y objeto de deseo lujoso, Marilyn era la representación de un sueño. Pero antes de quedar atrapada en su propio mito, la chica tuvo una vida bastante sufrida, con las mismas necesidades de cualquier mortal. Por eso, cuando todavía era Norma Jean Baker, trabajó de lo que pudo. Al parecer, entre esos trabajos hay corto porno de algo más de seis minutos, filmado entre 1946 y 1947, cuando todavía era menor de edad.  Si la del corto es ella (un punto que todavía se discute), se trata de la performance sexual más explícita de toda su carrera. Una copia en 8 milímetros de ese corto se va a subastar el próximo 7 de agosto, en el marco de la Primera Feria Internacional de Coleccionismo Cinematográfico de Buenos Aires, que tendrá lugar en el Centro Cultural Borges el 6 y 7 de agosto.

“Más que una película, es un documento histórico. Se trata de la primera grabación conocida de una película de sexo explícito de la estrella más grande de Hollywood. Esta película se rueda en el 46 o 47, al principio de su incipiente carrera”, cuenta el español Mikel Barsa, organizador de la feria y encargado de subastar el film. El corto es tan simple como explícito. “La película inicia con Marilyn, que entra por una puerta y empieza a desvestirse. Aparece un señor, no muy agraciado por cierto, juegan con un juguete con cable –como no había pilas ni baterías lo tenían que enchufar-, hay primeros planos del sexo de Marilyn, después tienen sexo y se fuman un cigarro”, describe Barsa.

La copia que se subastará en Buenos Aires no es la primera que se conoce de este corto. Según una nota publicada por la revista Penthouse en 1980, la primera referencia a este corto se publicó en la revista sueca FIB-aktuell luego de que un fotógrafo de ese país encontrara una copia del film entre sus materiales.

Barsa, organizador de ferias de discos y de cine en varias ciudades del mundo desde la década del 80, conoció el corto en 1996, cuando un coleccionista lo contactó para ver si la mujer que aparecía en él era la rubia más famosa. El hombre, coleccionista de películas en 16 milímetros, la había comprado varios años antes en París, como parte de un lote con varias películas.

Como la chica del corto tiene varios kilos más que el ícono sexual que todos conocemos, y tampoco la cara es exactamente igual a la de la Marilyn famosa, Barsa se dirigió al American Film Institute para que se pronunciaran al respecto. El AFI respondió con una carta –que Barsa exhibe orgulloso en su escritorio- en la que explica que si la chica del corto no es Marilyn, es “su gemela”. Sucede que, después de de firmar el contrato con la Twentieth Century Fox, Marilyn se sometió a varias cirugías estéticas. Es probable que entonces el estudio retirara de circulación las copias del corto. “En esa época, las productoras contrataban a los artistas no por película sino por año, estaban a sueldo. Ellos debían estar enterados de que Marilyn había hecho esto, o ella se los contó. Entonces recuperaron todas las copias y desapareció del mercado todo lo previo al año ’50. Y luego salió la nueva Marilyn creada por Hollywood, que es pura fantasía”, explica Barsa.

Cuando se supo de la existencia de la copia del film en 16 milímetros, a los herederos de la rubia no les gustó nada. “Son muy celosos de la imagen de Marilyn, buscan que el tratamiento sea el adecuado y mantener la fantasía”, explica Barsa. Los herederos se enojaron: “Me amenazaron con demandas, y juicios, pero creo que luego, con el reconocimiento del AFI, se convencieron y aflojaron. Marilyn es un mito enorme y ellos, con su mentalidad puritana, creen que la película no le hace bien a su imagen. Pero yo creo lo contrario: a la gente le hace muy bien pensar que las estrellas también son personas, y que en un momento pueden hacer cualquier cosa. Me imagino lo que era para esta chica de provincia llegar a Nueva York y no ser nadie; se sabe que necesitaba dinero”, señala Barsa. Quizás eso mismo hubiera dicho ella. De hecho, cuando en 1952 salió a la luz un calendario con fotos de ella desnuda, realizado cuando todavía no era famosa, la rubia -que se quejaba de que mucha gente la tratara como si fuera una mercancía- respondió al escándalo y los cuestionamientos de la prensa con franqueza y desde el más estricto sentido común: “Necesitaba la plata para pagar el alquiler”.

Como sea, todavía hay quienes dudan de que se trate realmente de Marilyn. Scott Fortner, un coleccionista especializado en la estrella, señala que la chica del corto no puede ser ella porque su cintura era mucho más pequeña. Para los incrédulos, Barsa exhibe algunos fotogramas de una película de los hermanos Marx de 1949 (Love happy), estrenada en Argentina como Locos de atar, en la que Marilyn está prácticamente igual a la de la chica del corto, y agrega que también el FBI tiene registrado el corto porno en sus archivos.

La copia en 16 milímetros se vendió en 1997 por US$1.200.000, luego de que Barsa y el propietario la editaran en VHS para venderla con la revista española Interviú. Aunque se vendieron 600 mil copias en video en una semana, igual es un material muy difícil de conseguir.

La copia que se va a subastar el domingo 7 pertenece a los herederos de otro coleccionista español, que también la adquirió junto con un lote de películas en 8 milímetros en París. Como Barsa había vendido la copia en 16 milímetros del film, los dueños de esta nueva copia se pusieron en contacto con él para que la venda, y fijaron un precio mínimo de US$500.000. Según Barsa, ya hay ofertas de Noruega y Japón, y en la subasta participarán coleccionistas de varias partes el mundo.

Un capítulo más en la historia del mito.

(Publicado en El Guardián, 28 de julio de 2011)

2 Respuestas a “El corto porno de Marilyn

  1. Pingback: CORTO PORNO MARILYN? « hibridación

  2. ¿Cómo es que se permitió vender un video porno de una menor de edad? y lo que es peor, ¿cómo se hicieron eco de semejante noticia?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s