Entrevista a Esteban Lamothe

Imagen

A punto de cumplir 36 años, Esteban Lamothe se ganó con justicia el rótulo que le puso el semanario hollywoodense Variety como la cara del cine indie argentino. Nacido y criado en Ameghino, Lamothe se convirtió en actor casi de casualidad. Vino a Buenos Aires a estudiar nutrición, pero dejó y buscó algún curso para hacer en el Rojas. Una cosa fue llevando a la otra, del curso básico de actuación pasó a otro más avanzado, hizo una obra y así. Después conoció a Mariano Llinás, el director de Historias extraordinarias, y a través de él a Santiago Mitre, y así llegó a interpretar a Roque, el militante universitario de El estudiante –una de las mejores películas argentinas recientes–, que cambió su carrera. Pero antes de eso, Lamothe trabajó más de una década de mozo y también pintó casas. Recién hace unos cuatro años pudo empezar a vivir de la actuación, pero fue a partir  de El estudiante que lo llamaron para hacer tele y no paró de filmar.

A fines de febrero se estrenó Villegas, de Gonzalo Tobal, con la que el año pasado viajó al festival de Cannes. El jueves 25 llega a las salas con Por un tiempo, la primera película de Gustavo Garzón como director, en la que interpreta a Leandro, un arquitecto joven que está en pareja con Silvina (Ana Katz), con quien espera un bebé. El film cuenta cómo se altera la vida familiar cuando su personaje se entera de que tiene una hija de 12 años de la que nunca supo nada, y a la que tendrá que llevar a vivir a su casa. Así que a cuatro meses de convertirse en padre de Luis Ernesto junto con la actriz Julieta Zylberberg, Lamothe vuelve al cine con una historia sobre la paternidad.

Pero eso no es todo: el 9 de mayo reaparecerá en pantalla grande en Pensé que iba a haber fiesta, de Victoria Galardi, en donde interpreta al jardinero que aparece en la casa en medio de una pelea entre las protagonistas (Valeria Bertucelli y la española Elena Anaya). Además, a fines del año pasado filmó El cerrajero, de Natalia Smirnoff, y el lunes 29 arranca con el rodaje de El 5 de talleres, de Adrián Biniez, en la que interpreta a un jugador de fútbol que se retira. Lamothe es una presencia recurrente –y fundamental– del cine independiente argentino.

–¿Cómo fue hacer Por un tiempo?

–Nunca había hecho de padre y todavía no lo era, filmamos en febrero del año pasado y Julieta quedó embarazada en marzo. Con Gustavo hubo buena onda y me parecía que tenía mucho cariño por su película. Y estaba Ana Katz, que la conozco porque es amiga de Julieta pero nunca habíamos trabajado juntos, y la admiro mucho.

–¿Es diferente que te dirija un actor?

–No, no te garantiza nada ser actor. Me gustó trabajar con Gustavo porque tenía mucho sentido común para dirigir, es una persona literal y yo también. Esas cosas de que el personaje escucha tal música o es de Tauro a mí no me van. Tampoco soy un cabeza de tacho, pero prefiero que vengan y me digan “mirá, en esta escena necesito que llores y que el personaje dude”. En la actuación se usa mucho la abstracción, hay actores a los que les sirve ese tipo de información más abstracta.

–¿Cómo trabajaste tu personaje?

–Siempre pienso qué me pasaría a mí con eso que le pasa al personaje. Ya sea Hitler o un pibe del interior como yo, trato de encontrar un punto en común conmigo.

–¿El estudiante marcó tu carrera?

–Sí. Si bien fue paulatino, porque había hecho un montón de cosas antes, no fue Operación Triunfo, fue una película que trascendió los festivales, y me dio la posibilidad de trabajar.

–En la revista Variety te definieron como “una estrella internacional que hay que conocer” y “la cara del cine indie argentino”.

–Sí, me llamaron por teléfono. Habían salido un par de notas sobre El estudiante antes, pero no de mí solo. Me sorprendió, tuvo más repercusión afuera que acá. Re buena onda lo que pusieron. Cuando te halagan te ponés contento, pero más allá de la alegría, después pienso que por ahí me llaman para hacer una película afuera. Me gustaría, aunque no hablo muy bien inglés, por ahí preferiría más hacer algo en España o Colombia.

–¿No te irías a Hollywood?

–No me lo perdería ni loco, aunque me vaya como el orto, no importa, vuelvo y sigo trabajando acá. Pero iría si me pagasen un montón de plata, porque me gusta mucho Argentina, Ameghino, Buenos Aires. Si me fuese a Hollywood, tendría que ser algo tipo me voy tres años, hago un sacrificio enorme pero le pongo una pileta en el fondo de la casa a mi mamá, me compro una para mí y me hago un quincho, compro tres departamentos y no trabajo más. Ir para salir en las revistas, ni en pedo.

–¿Es muy difícil vivir de la actuación?

–Muy difícil. De hecho no pude seguir con mi grupo de teatro independiente porque me salió trabajo en televisión, que es donde más plata ganás. Ahí los actores podemos actuar y ganar dinero. 

–¿Sos mi hombre fue tu primer trabajo en tele?

–Sí, y actuar en una novela en la que se graba un capítulo por día implica un ritmo de laburo muy propio y particular: todos los días las historias cambian, los libros llegan con muy poco tiempo, te tenés que aprender mucha letra. Está buenísimo como entrenamiento. En esa urgencia, tratás de armar un personaje sólido para distintas situaciones, porque el personaje cambia de acuerdo a cómo le vaya al programa.

¿Vas a seguir haciendo tele?

–Voy a estar en Farsantes, donde hago del novio medio pesado de Griselda Siciliani, que ella no quiere. Y es muy probable que esté Julieta en la novela, que también está en El 5 de talleres.

–¿Ya trabajaron juntos antes?

–Cuando nos conocimos, hicimos un semimontado en el Goethe, pero va a ser la primera vez que compartamos una película. Los ensayos están buenísimos, ella actúa tan bien que me olvido de que es mi mujer.

–¿Te interesa más el cine que la tele y el teatro?

–El cine me parece lo más lindo de todo para actuar. Pero ahora mismo hice varias películas seguidas y no estoy muy voraz de querer hacer otra, porque también me agoto de mí mismo y pienso que los directores se cansan de ver al mismo actor. Ahora mismo podría estar un tiempo haciendo tele tranquilo.

(Publicado en El Guardián el 25 de abril de 2013)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s